SITIO PILOTO JACOBACCI, RÍO NEGRO

DESCRIPCIÓN

El área de estudio del Observatorio Jacobacci, corresponde a la zona de influencia de la Agencia de Extensión Rural del INTA de la localidad de Ingeniero Jacobacci. Está comprendida entre los 40o 30´ y 42o 00´ de Latitud Sur y 70o 20´ y 69o 00´ de Longitud Oeste, y abarca alrededor de 1.000.000 ha, incluyendo los Segmentos Censales (CNA 2002) Nº 64 y 65 del departamento 25 de Mayo y Nº 70 del departamento Ñorquinco.

Al igual que en otras zonas de la Patagonia, el área presenta un complejo proceso de desertificación y pobreza rural,
resultado de la interacción de diferentes factores, tanto biofísicos como socio-económicos. Entre los primeros se destacan las restricciones climáticas, propias de un clima árido, que limitan del desarrollo de la cubierta vegetal, dejando un importante porcentaje de suelo descubierto frente a los agentes erosivos, en especial frente a los fuertes vientos patagónicos. Estas restricciones se ven agravadas por recurrentes ciclos de sequía.
Los principales factores socio-económicos, derivan de los procesos históricos de reocupación de las tierras y del modelo de producción desarrollado a partir de las campañas militares sobre los pueblos prexistentes a fines del siglo XIX. Entre ellos se pueden enunciar: una estructura fundiaria desequilibrada (latifundios y minifundios), un sistema productivo  caracterizado por la mono-producción de lana con destino a la exportación, y la marginación social y económica de la población prexistente y sus descendientes. La producción lanar pasó por dos etapas, una etapa de alta rentabilidad desde fines del siglo XIX hasta mediados del siglo XX aprovechado por grandes compañías latifundistas que ocuparon y sobrecargaron las mejores tierras, y que dejaron una proporción prácticamente nula de la renta en el territorio. A partir de la década del 50 la actividad lanar perdió relevancia en el mercado internacional, principalmente por la competencia de fibras sintéticas. En ese cambio de contexto se produjo un retiro parcial de las grandes compañías latifundistas, y ha quedado mayoritariamente un estrato de productores minifundistas con crisis recurrentes debido a la caída del valor de la lana y a la baja de la productividad, generada por años de sobrepastoreo.
Este proceso se agravó en los últimos años, por la presencia de un ciclo de sequía, y la caída de un manto de cenizas volcánicas producto de la erupción del complejo volcánico Cordón Caulle en Junio de 2011.